Seguimiento Farmacoterapéutico

 

Con un Seguimiento Farmacoterapéutico podemos evaluar y monitorizar la farmacoterapia de nuestros pacientes, partiendo de sus necesidades particulares y concretas. El objetivo es mejorar o alcanzar un resultado óptimo de su salud. El fin último es sacar el máximo beneficio de la medicación recetada, buscando que la farmacoterapia sea necesaria, efectiva y segura en cada situación.

El proceso asistencial debe aplicarse de forma sistemática, continuada y documentada, es un buen ejemplo de cómo los distintos profesionales sanitarios de un paciente pueden coordinarse para cuidar mejor de su salud.

Objetivos del seguimiento farmacoterapéutico

Para paliar estos problemas, el servicio de seguimiento farmacoterapéutico personalizado pretende alcanzar los siguientes objetivos:

Buscar la obtención de la máxima efectividad de los tratamientos farmacológicos.

Minimizar los riesgos asociados al uso de los medicamentos, y por tanto, mejorar la seguridad de la farmacoterapia.

Contribuir a la racionalización del uso de los medicamentos como principal herramienta terapéutica de nuestra sociedad.

Mejorar la calidad de vida de los pacientes.